Loading...

Una tarjeta floreada para el Día de la Madre

Tarjeta del Día de la Madre con flores incrustadas.

Esta entrada está también disponible en: English

Este año tengo la gran suerte de poder felicitar a mi madre en persona, ya que mis padres están pasando unos días en Galicia (viven en Finlandia). Le he preparado la siguiente tarjeta:

Tarjeta del Día de la Madre con flores incrustadas.

“Grattis på Morsdagen”, como os podéis imaginar, significa “Feliz Día de la Madre” (en sueco porque es el idioma en el que nos comunicamos). Está embsosado en blanco pero no utilicé un sello sino mi impresora. Seguid leyendo y un poco más abajo os explicaré como se hace…

  
Vista lateral de tarjeta para el Día de la Madre.

Una vez más he utilizado la técnica de incrustado que tanto me gusta …

Primer plano de flores incrustadas.

Aunque no me van mucho las flores, me encanta este set de troqueles de Die-namics! Trae tantas piezas que con unas pocas pasadas por la Big shot puedes crear un ramo entero.

Set de troqueles Fresh Cut Flowers de Die-namics

Vamos con el paso a paso…
Utilicé una base de tarjeta de 14cm x 14cm para que me entraran bien las flores. El panel de cartulina azul es de 13cm x 13 cm.
En principio tuve la idea de incrustar la hierba (por eso en las fotos, el panel azul sale cortado), pero no quedaba nada bien así que acabé pegando una tira de hierba, cortada parcialmente con el troquel “Fresh cut grass” también de Die-namics, en primer plano.
1. Lo primero que hice, después de cortar las cartulinas de la base y el panel, fue adherir cinco de los tallos al panel con un poco de cinta de washi (es de la barata que venden en los bazares) y pasarlo por la Big Shot:

Troqueles adheridos al panel de tarjeta con washi tape.

2. El siguiente paso fue usar los mismos troqueles para cortar cartulina verde en un tono claro para los tallos que irían incrustados en el panel.
3. Corté un papel de impresora fino a la medida 12,5 cm x 12,5 cm y lo cubrí con cinta de doble cara:

Panel cubierto de cinta adhesiva de doble cara.

4. Lo adherí a la parte de atrás del panel azul y después fui insertando las piezas troqueladas anteriormente en sus correspondientes huecos (mucho más fácil que intentar aplicar pegamento a los finísimos tallos, verdad?):

Incrustando un tallo de flor en el panel de tarjeta.

5. Una vez pegados los tallos, adherí los troqueles de las flores en sus sitios, nuevamente con washi tape. Las dos piezas pequeñas de los laterales son las pequeñas hojas que sujetan los capullos de flor… resultó un poco complicado incrustarlas porque después hay que restarle exactamente el mismo espacio a la flor. Al final opté por “hacer trampa” y pegar estas piezas encimas de las flores incrustadas 🙂

Troqueles adheridos al panel de tarjeta con washi tape.

6. El siguiente paso fue cortar las flores que irían incrustadas y los tallos y las flores que estarían en un primer plano (no saqué fotos de este paso).
Para que los tallos del primer plano fueran fáciles de pegar, adherí cinta de doble cara ancha (5cm) de la marca Sookwang a los trozos de cartulina de un verde más oscuro antes de pasarlos por la troqueladora.
Utilicé almohadillas adhesivas para pegar las flores más cercanas y apliqué un poco de Wink of Stella transparente y Glossy Accents en algunos de los círculos. Quedaron así:

Primer plano de flores incrustadas.

Ahora a por el texto…
Descubrí esta técnica hace unos meses cuando estaba haciendo unas tarjetas porta-vales para una tienda y quise imprimir el nombre de la misma en papel de cebolla. Vi que la tinta tardaba un montón en secar y se me iluminó la bombilla. Espolvoree polvos de embossing dorados encima y se adhirieron perfectamente. ¡Yuuuujuuu, una nueva forma de crear textos personalizados bonitos!
7. Escribí la frase deseada con diferentes tipografías en el tamaño adecuado en Photoshop (también se puede usar un editor de textos). Recomiendo usar una tipografía de letras finas, porque la técnica va a resultar en un efecto negrita…
8. Pasé una almohadilla de polvos anti-estáticos por toda la hoja de papel de cebolla:

Pasando polvos anti estáticos antes de embossar.

9. Imprimí los textos (solo me quedaba tinta amarilla) y rápidamente espolvoree los polvos de embossing blancos encima de la hoja.
Como podéis observar en la siguiente foto, los rodillos de mi impresora debieron de estar muy sucios (o puede que simplemente no es compatible con el papel de cebolla) y tuve que limpiar algunas zonas con el pincel:

Limpiando polvos de embossing con un pincel.

10. Después de usar la pistola de calor…

Embossando con la pistola de calor

este fue el resultado:

Resultado del embossing en blanco sobre papel vegetal.

No quedó perfecto, pero siempre se puede retocar con un boli de gel blanco…11. El último paso fue recortar el texto elegido en una tira de 1,2 cm  x 14 cm y pegarla a la tira de hierba (doblé los dos extremos de la tira y los pegué por detrás)

Voilá, aquí tenéis de nuevo la tarjeta acabada!

Tarjeta del Día de la Madre con flores incrustadas.

Con esta tarjeta participo en dos retos:

 

Gracias por haber llegado hasta el final de esta larguísima entrada. Os deseo a todas un feliz día al lado de vuestras madres o hijos… ¡Hasta la próxima!

You might also like